Es un concepto que se enfoca en la mejora de productos, servicios y procesos.

Su objetivo principal es generar una base para la estabilización de procesos y su mejora, es necesario que las organizaciones y empresas puedan identificar sus procesos y realizar un análisis mesurable de cada paso que se lleva a cabo. Las principales herramientas utilizadas para este proceso incluyen acciones correctivas, preventivas y de análisis de satisfacción y resultados.

En CGP contamos con expertos que están enfocados en brindar las herramientas metodológicas claves para la mejora y eficiencia de sus procesos.